Cantagrullas – quesos frescos de leche cruda

En Ramiro, pueblo próximo a Tordesillas, Valladolid, nació hace dos años, el proyecto Granja Cantagrullas, con una pequeña quesería que elabora quesos artesanales con leche cruja de oveja, de su proprio rebaño de 1.000 ovejas de raza castellana, ganado autóctono protegido, manejado de forma extensiva y con una alimentación completamente natural.

Los quesos de Cantagrullas son de coagulación láctica y de fermentaciones mixtas: quesos madurados con mohos en superficie, pastas blandas, cortezas lavadas, quesos frescos y tiernos y otros con especias exclusivas. Son quesos de autor, innovadores y muy diferentes a los tradicionales de la región de Castilla, que están teniendo una gran aceptación.

Utilizan leche cruda para la elaboración los quesos, independientemente de los tiempos de maduración; los quesos frescos y tiernos también son elaborados con leche cruda. Y esto es posible por mantener una calidad higiénico sanitaria de una materia prima realmente excelente. Sus quesos fresos salen al mercado a los 4 a 5 días de su elaboración.

Fresco de Cantagrullas: el frescor y ternura de esta pasta láctica no prensada ni amasada, de cierta mantecosidad y al tiempo frágil estructura, se aúna con sus aromas ácidos para ofrecer una experiencia realmente sorprendente en boca. Combina perfectamente con alimentos dulces y salados, así como con aceites, salsas o cremas.

Fresco de Cantagrullas especiado: la acidez y frescor característicos en un queso de coagulación láctica, se complementan con los sabores y texturas que le otorgan las mezclas de especias (chalota, ajo, perejil, pimientas o pimentones), utilizadas para cubrir la superfici.

Torrejón de Cantagrullas: de pasta cerrada, tierno, con cierta humedad y no prensado, este queso destaca por su formato y su corteza encenizada. De coagulación láctica, forma una corteza muy especial con una cobertura de polvo de carbón de madera.

Cantagrullas madurado: con una corteza natural, esta pasta láctica cerrada y de color blanco resalta por los aromas a cítricos lácticos y su carácter refrescante. Con un afinado no superior a los 15 días, se presenta en un formato de 175 gramos.

Tomus Cantagrullas: de fermentación mixta, tiene 30 centímetros de diámetro y una altura de 6 a 8 centímetros. La pasta prensada se afina con mohos en superficie durante 60 a 90 días.

Juncal de Cantagrullas: tras una elaboración muy cuidadosa y pausada, este queso se sala a mano y periódicamente, ya en la cámara de maduración, se lava con una salmuera. De corteza amarilla-anaranjada y punteado por manchas blancas, su pasta es muy cremosa y espesa. De sabor muy intenso, su afinado se prolonga durante tres semanas.

El Blanco de Cantagrullas: de pasta blanda, con una corteza natural colonizada por mohos blancos que ocasionalmente presenta pequeñas trazas de mohos azules. De sabor dulce y ácido, muy agradable en boca, sorprende por el contraste de texturas corteza-pasta y por la mantecosidad e intensidad de su sabor.

El Peral de Cantagrullas: fabricado de manera tradicional, tiene un sorprendente aroma a leche de oveja y una consistencia cremosa comparable a la de la nata espesa. Su sabor es dulce y aterciopelado, con ligeros matices de acidez. Su afinado dura entre 8 y 15 días

2 comentarios

  1. El diseño de esta página, y sobre todo el nulo contraste de color en la tipografía dejan mucho que desear.

    1. gracias por el comentario. Lo tendré en cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: